Sergio levanta la mano a cinco días del Masters

 

Sergio firmó una vuelta más que notable de 70 golpes, con un formidable ataque en los segundos nueve hoyos. Realizó tres birdies entre el 11 y el 15 y apretó las tuercas todo lo que pido a un Matt Kuchar que acabó sintiendo la presión en el último hoyo del torneo regular y mandó su bola al agua.

El australiano Matt Jones hizo previamente su trabajo. Rubricó una tarjeta de 66 golpes y acabó con un birdie sideral en el 18, que a la postre le valió para forzar el desempate. Sergio intentó por todos los medios meterse en ese desempate, pero se vio condenado a su suerte cuando su golpe de salida cayó en una parte del búnker que no estaba bien rastrillada. Era imposible tal y como reposaba la bola llevarla a green, así que el birdie era una quimera. Finalmente, acabó con bogey, a dos golpes del desempate, aunque dejando, eso sí, unas sensaciones excelentes.

Mientras, Jones remató su jornada fantástica imponiéndose sobre Kuchar con un birdie en el primer hoyo de desempate tras embocar un approach desde el rough milagroso.